Paseo Fotográfico

29,95 IVA incluido 1 hora

Categoría:

Tapear en Granada

Existe toda una cultura del tapeo. Para tapear en Granada, la bebida se acompaña de un picoteo obligado como cortesía de la casa. Tapear es mucho más, es la excusa perfecta para descubrir la gastronomía granadina en una terraza soleada o un restaurante con encanto.

Cualquier bar posee su propia especialidad, y cada zona de la ciudad se caracteriza por sus lugares de tapeo. La Calle Navas, que parte desde la plaza del Carmen y el Ayuntamiento, está repleta de bares y restaurantes. Allí encontraremos Los Diamantes, conocido por sus pescaíto frito, y cuenta con varios locales repartidos por la zona. Al otro lado, en el centro de la ciudad, se localiza la Catedral, rodeada de plazas con locales únicos: la Plaza de Pescadería, la Plaza de las Pasiegas o los alrededores del Mercado de San Agustín y Gran vía.

Si nos alejamos del centro no nos perdemos la oportunidad de seguir tapeando. La zona de la Plaza de Toros es famosa por sus bares y pubs, lo que la hacen una zona de ocio tanto por el día como por la noche. También está la ajetreada calle de Pedro Antonio de Alarcón, lugar de encuentro de estudiantes y jóvenes.

No podemos olvidarnos de los barrios y calles más emblemáticas, subiendo por el Paseo de los Tristes, al Albaicín y el Sacromonte. En este último está Casa Juanillo, con una vista preciosa y donde también se puede cenar a base de tapas y raciones. En el barrio del Realejo podemos parar a comer en el Campo del Príncipe. O bien en la Calle Elvira, que cuenta además con las famosas Teterías donde disfrutar de un té y un dulce árabe después de comer.

Tipos de tapas

Hay tapas y bares de todo tipo. Desde la tortilla, el pincho moruno, el pescado o la ensaladilla rusa, hasta las croquetas caseras, los pucheros o los famosos caracoles del bar Aliatar, en la plaza con el mismo nombre.

Algunas de las tapas más típicas en Granada son la bomba, una patata asada rellena de carne picada picante; el requeté (montadito de melva con pimiento morrón), la pipirrana (ensalada de pepinos, tomates, pimientos y cebollas), el remojón (pipirrana con bacalao, naranja agria y aceitunas aliñadas) el calzoncillo (empanadilla rellena con guarnición de pizza) o la salaílla (una pan en forma de torta con aceite de oliva y sal).

La cerveza Alhambra es la bebida estrella de la ciudad. Existen otras cervezas y vinos locales que no pueden faltar en una sesión de tapeo.

Así que, ¿qué hay mejor que hacer después de tu Pictourama que tapear en Granada?

¡Cuenta tu opinión!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *